Inicio
Adicción Sexual
Abuso Sexual
Aborto
Adulterio Online
Algunos Conceptos
ACUPS
Identidad Sexual
La Sexualidad en la Biblia
Masturbación
Matrimonio
Noticias
Noviazgo
Pornografía
Tecnosexual
Virginidad
¡Pregunte aquí!
Inicio > El Observatorio de Internet denuncia lo fácil que es acceder a contenidos de pornografía infantil >
  El Observatorio de Internet denuncia lo fácil que es acceder a contenidos de pornografía infantil

El presidente del Observatorio Español de Internet (OEI), Francesc Canals, ha denunciado la "facilidad" con la que puede accederse a contenidos de pornografía infantil en la Red. "Esto es sólo la punta del iceberg de todo lo que llega a haber en Internet", ha alertado Canals después de que se desarticulara en España una red de violadores de bebés.

Internet se ha convertido en los últimos años en el principal instrumento de difusión de la pornografía, ya que ofrece el anonimato, y en muchos casos impunidad, a quienes cuelgan el material pornográfico en la Red, mientras que a los consumidores les permite acceder a estos vídeos o fotografías sin necesidad de identificarse y "sin tener grandes conocimientos informáticos". De hecho, según ha explicado a Efe Francesc Canals, "es fácil acceder a contenidos de pornografía infantil". Tan sólo hace falta escribir una serie de palabras relacionadas con este tipo de delito en un buscador ordinario para obtener todo un listado de sitios en los que los internautas piden, venden o cambian fotografías pornográficas donde aparecen menores de edad.

"Alguien cambia fotos porno infantil o bien de adolescentes. Las tengo de 0 a 17 años, pero me gustan de 9 a 12", es sólo un ejemplo de las proposiciones que pueden encontrarse en Internet. En este caso, el internauta emisor del mensaje, de apodo "ivanor", adjunta su dirección electrónica por si surge alguien interesado en su petición. El tema ha saltado a la palestra tras la desarticulación una red de violadores de bebés que grababa las vejaciones sufridas por los niños y distribuía las imágenes a través de Internet. El problema, sin embargo, "no es nuevo", según Canals. "Esto es sólo la punta del iceberg de todo lo que llega a haber en Internet", ha manifestado el presidente del Observatorio, una entidad de iniciativa privada creada con la finalidad de observar, analizar e investigar diferentes fenómenos que ocurren en Internet y que tengan un impacto ciudadano.

Para Canals, uno de los principales problemas de la pornografía infantil es que es un asunto "difícil de controlar", tanto por aspectos legales como transnacionales, pues muchas veces este tipo de páginas se aprovechan del procedimiento de ubicar sus servidores en "paraísos fiscales" donde existen otras leyes y contextos legales que impiden ejercer a la policía su jurisdicción. "El delito está donde se pone la información", así que muchas veces "no se puede hacer nada" en el país donde se localiza al creador de una página porque el servidor está en otro país, ha señalado Canals, que ha reiterado la necesidad de establecer tratados internacionales que impidan la comisión de estos delitos y la detención de los implicados.

Parte del problema, ha añadido, también radica en la falta de control de las empresas servidoras, aquellas que ofrecen la posibilidad de colgar contenidos en sus dominios, que cobran por este servicio pero a menudo no ejercen ningún tipo de censura del contenido que albergan.

Francesc Canals ha señalado que la mayoría de contenidos pornográficos se encuentran en foros de opinión o grupos de discusión, áreas en las que, aunque no hacen falta claves para acceder a ellas, son más restringidas y enfocadas a personas que buscan unos determinados contenidos en la Red.