Inicio
Adicción Sexual
Realidad
Características
Niveles
Etapas
Orígenes o Causas
Observa
Tolerancia
Lujuria v/s Amor
La Adicción Sexual en las Mujeres
Solución
Algunas Palabras Finales
Abuso Sexual
Aborto
Adulterio Online
Algunos Conceptos
ACUPS
Identidad Sexual
La Sexualidad en la Biblia
Masturbación
Matrimonio
Noticias
Noviazgo
Pornografía
Tecnosexual
Virginidad
¡Pregunte aquí!
Inicio > Adicción Sexual > Niveles >
  Niveles

La adicción Sexual posee niveles que dejan abrumados hasta los mismo adictos, los grados de la adicción pasan por el inevitable inicio de la recepción de la mala información sobre la sexualidad, hasta horizontes de lo prohibido a la especie humana; la adicción sexual se intensifica, primero fantaseando, luego busca llevar a cabo su fantasía con cautela y moderación, saltando paso a paso de lleno a las manifestaciones extrema del problema.

El primer nivel contempla la fantasía, la masturbación y la pornografía; de acuerdo a la cultura sexual imperante hoy en día es muy fácil estar en este nivel y muchas de las veces es hasta justificado el comportamiento sexual promiscuo, racionalizando que no es tan malo, porque el mirar y fantasear ya es común en todos, es casi imposible se dice que no hay hombre o mujer que no lo haga, y el que dice que no lo hace, es mirado raro o se tilda de mentiroso. El adicto mira los otros niveles superiores o se siente cómodo pues él no permanece allá, sintiéndose seguro en donde se encuentra y se jura a diario que puede salir de ese nivel para siempre. No se da cuenta que es una batalla en su mente donde comienza desvistiendo a las personas, deja esta información bien guardada en su mente para después tener relaciones sexuales mientras se masturba o bien se acompaña de pornografía.

El otro nivel es la pornografía en vivo, fetiches (aparatos sexuales externos) y aventuras amorosas; este no involucra como el siguiente nivel algún comportamiento criminal. La diferencia entre este nivel y el siguiente es el contacto con otra persona, desde ir a bares, fiestas o cualquier lugar donde encuentra mujeres u hombres y utilizar fetiches como prenda de vestir u otra pertenencia de una persona real que se convierten en utensilios eróticos. También incluye la excitación sexual por teléfono o Internet e inclusive toques sexuales que se hacen 'accidentalmente a propósito' en el tren, metro, bus, ascensores o el recostarse contra a alguien para tocarse sexualmente. Es normal las aventuras sexuales repetidas ya carentes de sentimientos y pasan a catalogarse algunos como infieles, pues no pueden existir sin sus experiencias sexuales, donde se escala cada vez más a formas pervertidas que incluyen el masoquismo, sadismo, esclavitud, orgías. Se puede caer en este nivel hasta en la homosexualidad y el lesbianismo como de igual forma en la zoofilia (sexo con animales)

El siguiente nivel es el criminal, delictivo hacia menores, prostitutas, el voyerismo y el exhibicionismo; la adicción sexual cruza la línea criminal, comportamiento criminales relativamente menores, tales como la prostitución, el voyerismo (satisfacción sexual obtenida al mirar actos u orgasmos sexuales) y el exhibicionismo, todos estos actos son ilegales, aunque sólo tienen consecuencias menores para quienes lo hacen.

El último nivel contempla consecuencias legales severas; el abuso sexual a menores, incesto y violación. El abuso sexual infantil, el incesto y la violación hará que víctimas atenten contra el victimario llevándole a la cárcel si es detenido y declarado culpable. El pago en la cárcel privado de libertad no sólo será el único castigo sino el desorden emocional, la culpa y el dolor estarán presente por el resto de la vida. En este nivel sus víctimas podrían entrar en un ciclo de adicción generacional interminable. Este ciclo debe movernos a todos a ir en ayuda de todos los adictos sexuales y obtener un tratamiento necesario para su rehabilitación total.