Inicio
Adicción Sexual
Abuso Sexual
Aborto
La Palabra de Dios
Conceptos e Historia
Desarrollo
Estadísticas
Después del Aborto
Imágenes
Tipos de Abortos
Adulterio Online
Algunos Conceptos
ACUPS
Identidad Sexual
La Sexualidad en la Biblia
Masturbación
Matrimonio
Noticias
Noviazgo
Pornografía
Tecnosexual
Virginidad
¡Pregunte aquí!
Inicio > Aborto > La Palabra de Dios >
  La Palabra de Dios

Deseamos por ser este un tema de mucha responsabilidad y porque incumbe la vida humana, partir con la Palabra de Dios que nos abrirá la puerta para comprender A quién pertenece la vida y Desde cuando comienza la vida.

Génesis 2:7
Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra,
y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

Génesis 7:22
Todo lo que tenía aliento de espíritu de vida en sus narices, todo lo que había en la tierra, murió

Éxodo 21:22-25
Si algunos riñeren, e hirieren a mujer embarazada,
y ésta abortare, pero sin haber muerte,
serán penados conforme a lo que les impusiere el marido de la mujer y juzgaren los jueces.
Mas si hubiere muerte, entonces pagarás vida por vida,
ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie,
quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe.

Job 31:15
El que en el vientre me hizo a mí, ¿no lo hizo a él?
¿Y no nos dispuso uno mismo en la matriz?

Salmos 51:5.
He aquí, en maldad he sido formado,
Y en pecado me concibió mi madre.

Salmos 127:3.
He aquí, herencia de Jehová son los hijos;
Cosa de estima el fruto del vientre.

Salmos 139:13-16
Porque tú formaste mis entrañas;
Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables,
maravillosas son tus obras; Estoy maravillado,
Y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo,
Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra.
Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas.

Eclesiastés 11:5
Como tú no sabes cuál es el camino del viento,
o cómo crecen los huesos en el vientre de la mujer encinta,
así ignoras la obra de Dios, el cual hace todas las cosas.

Isaías 44:2
Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre,
el cual te ayudará: No temas, siervo mío Jacob, y tú, Jesurún, a quien yo escogí.

Isaías 49:5.
Ahora pues, dice Jehová, el que me formó desde el vientre para ser su siervo,
para hacer volver a él a Jacob y para congregarle a Israel
(porque estimado seré en los ojos de Jehová, y el Dios mío será mi fuerza).

Isaías 49:15
¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre?
Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.

Jeremías 1:4-5
Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo:
Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué,
te di por profeta a las naciones.

Lucas 1:15
porque será grande delante de Dios. No beberá vino ni sidra,
y será lleno del Espíritu Santo, aun desde el vientre de su madre.

Lucas 1:34-35
Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón.
Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti,
y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra;
 por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.

Lucas 11:27:41-44
Y aconteció que cuando oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre;
y Elisabet fue llena del Espíritu Santo, y exclamó a gran voz, y dijo:
Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre.
¿Por qué se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí?
Porque tan pronto como llegó la voz de tu salutación a mis oídos,
la criatura saltó de alegría en mi vientre.

Gálatas 1:15.
Pero cuando agradó a Dios,
que me apartó desde el vientre de mi madre,
y me llamó por su gracia.