Inicio
Adicción Sexual
Abuso Sexual
Aborto
Adulterio Online
Algunos Conceptos
ACUPS
Identidad Sexual
La Sexualidad en la Biblia
Masturbación
Matrimonio
Noticias
Noviazgo
Definiciones
Desarrollo
Compromiso
Elección
Sexualidad
Conclusiones
Pornografía
Tecnosexual
Virginidad
¡Pregunte aquí!
Inicio > Noviazgo > Definiciones >
  Definiciones

A. ¿Qué es el Noviazgo?
Es necesario dejar alguna premisa importante con respecto a este tema que a diario la juventud nos consulta: El noviazgo es un tiempo que precede al matrimonio, con el fin de prepararse para ese paso importante. Cualquier otro concepto que se pueda entender de lo que a continuación desarrollaremos es un concepto errado y no corresponde al concepto de Noviazgo. El concepto no necesariamente tiene el mismo nombre para todos. Nómbralo a gusto, pero la premisa sigue en pie.


B. La Convivencia
Lejos esté de nosotros el pensar que La Convivencia es reconocida por Dios como noviazgo. Intrínsecamente lleva esta relación la declaración de pecado de fornicación; aun cuando algunos sostengan que la unión (casamiento) no es necesaria que sea oficiada ante un ministro, sino solamente ante Dios por ambas partes. Pero sobre ese tema no es nuestro Especial.

El noviazgo condicionará más tarde la vida matrimonial, en un sentido u otro. Si logras a futuro tener un matrimonio de acuerdo a la voluntad de Dios es en buena parte fruto de un noviazgo responsable, limpio, transparente; rechazamos especulaciones que si tuviste un noviazgo sucio, tienes un matrimonio sucio, pues en Dios, existe el perdón y como consecuencia una transformación de vida.


C. La Castidad
La castidad en el noviazgo no tiene cuestionamiento, como lo es hoy en día entre aquellos que no conocen a Dios "en espíritu y verdad." La castidad tiene una gran importancia, no sólo por obediencia a Dios, sino por la realidad alarmante que vemos en la juventud que no ha sabido comprender este mandamiento. Es normal hoy en día escuchar casos de jóvenes que a los 14 años ya tuvieron relaciones sexuales voluntarias, y, lastimosamente, en otros casos a más temprana edad.

Ante Dios, ante uno mismo, ante la persona amada y ante la Iglesia de Cristo, es necesario dar muestras de que tu noviazgo se mueve en la voluntad de Dios y que edifiques a todos que de igual forma desean dar dicho paso. Es necesario demostrar que tu noviazgo va más allá que presentar sólo a tu pareja como la persona que Dios te ha dado, sino más bien que tu noviazgo se vea en completa integridad y consecuente a la Palabra de Dios, sano y ejemplo a los demás, pues aún aquí predicamos el evangelio con el ejemplo.