Inicio
Adicción Sexual
Abuso Sexual
Aborto
Adulterio Online
Algunos Conceptos
ACUPS
Identidad Sexual
La Sexualidad en la Biblia
Masturbación
Matrimonio
Noticias
Noviazgo
Definiciones
Desarrollo
Compromiso
Elección
Sexualidad
Conclusiones
Pornografía
Tecnosexual
Virginidad
¡Pregunte aquí!
Inicio > Noviazgo > Elección >
  Elección

¿Quién será la Persona que Dios desea que te cases?
En primer lugar debes saber que este paso (noviazgo) es para responderse dicha pregunta.  En otras secciones explicaremos que lejos debe estar en la pareja el encontrar en este tipo de relación cualquier razón diferente para iniciarla, es decir, pasar un rato, satisfacer algún deseo de cualquier índole, usarlo como un escape, entre otras, sino es en este periodo donde la mujer casta espera en Dios así como el hombre (1 Co 7:36).

Dentro de las muchas dudas que nacen frente a este paso, se encuentra el saber si la persona con quien se pretende entrar en un noviazgo es la persona que desea Dios sea a futuro tu esposa o esposo. Existen algunas respuestas básicas que debemos de reconocer:

1. En primer lugar Dios respeta nuestras inclinaciones al sexo opuesto. Es decir, Dios acepta nuestra sana elección que se origina por intervención de factores humanos (atracción física) y espirituales que ayudan a reflexionar que, con tal persona deseamos contraer matrimonio.

2. Debemos tener mucho cuidado con la llamada "voluntad directa de Dios". La declaración que Dios hace a una persona específica que llegue a ser nuestra esposa o esposo, no posee duda; algunas veces la supuesta "voluntad de Dios" sólo refleja actitudes mezquinas, intereses creados, etc. por los propios involucrados o por terceros. Como consejo creemos para estos casos que debe haber una revelación directa a ambas partes.

Para ambas opciones, las partes deben de buscar siempre la voluntad de Dios en oración antes y durante el noviazgo, pues es este tiempo que la pareja debe tener dicha certeza (Ro. 12:2).

Finalmente, es necesario hacer hincapié que toda relación frente a los ojos de Dios debe estar cimentada en el Amor de Pareja, (Eros) y el Amor Ágape, sin las cuales no responderás nunca la pregunta del encabezado.