Inicio
Adicción Sexual
Abuso Sexual
Aborto
Adulterio Online
Algunos Conceptos
ACUPS
Identidad Sexual
La Sexualidad en la Biblia
Masturbación
Matrimonio
Noticias
Noviazgo
Pornografía
Qué dice la Biblia
La Iglesia y nuestra familia
Menores
Consejos para evitarla
Tecnosexual
Virginidad
¡Pregunte aquí!
Inicio > Pornografía > Qué dice la Biblia >
  Qué dice la Biblia

La palabra «pornografía» viene de dos palabras griegas muy antiguas.  La primera es porné, que originalmente significaba prostituta, y se traduce en el N.T. como «ramera». Aunque el término se refería más que todo a las mujeres prostitutas, también era aplicado a los varones.  Y la segunda es graphé, que quiere decir imagen, pintura o escritura, y que abarca a toda clase de símbolos físicos externos que producen excitación sexual en aquellos que los utilizan.

Romanos capítulo 1 nos dice que el estado actual del hombre se debe a su actitud para con Dios, "...no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos..." En la misma carta nos dice "Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia sino vestios del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne."

La estimulación sexual en un hombre es una fuerza poderosa, tanto para el bien como para el mal. Mantener una vida realmente moral en la cultura saturada de sexo de hoy en día es una verdadera guerra espiritual.

Lujuria - koite (koivth, aparece 2.845 veces en la Biblia), primariamente es un lugar donde acostarse, y luego lecho, especialmente el lecho conyugal. Denota en Ro. 13.13 una relación sexual ilícita, lujurias, lascivias, desenfreno sexual.
El último de los pecados sexuales con el que todos peleamos, y que el apóstol Pablo menciona en su lista de Gálatas 5.19 es, en griego, asélgeia, que se traduce por «lascivia» en la Reina-Valera de 1960 y por «indecencia» y «libertinaje» en otras versiones.

La lascivia significa «ausencia de cohibiciones, indecencia, desenfreno -la idea prominente es de una conducta desvergonzada». Se utiliza varias veces en el Nuevo Testamento, de entrega al vicio, corrupción y comportamiento sexual ilícito sin restricciones ni consideración por los sentimientos de otros. En Efesios 4.17-19, Pablo habla de personas que "andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza."

Lascivia y Lascivo tiene dos ascensiones.  1) aselgeia (ajsevlgeia, aparece 766 veces en la Biblia) denota exceso, licencia, ausencia de freno, indecencia, disolución; «lascivia» (Mc. 7.22) es uno de los males que proceden del corazón; en 2 Co. 12.21, indica ser uno de los males de los que habían sido culpables algunos en la iglesia en Corinto; en Gl. 5.19, se le clasifica entre las obras de la carne; en Ef. 4.19, entre los pecados de los regenerados que «perdieron toda sensibilidad»; igualmente en 1 P. 4.3; en Jud. 4, de aquello en que ha sido convertida la gracia de Dios por parte de los hombres impíos: «libertinaje». Se traduce «lascivias» en Ro. 13.13, siendo uno de los pecados contra los que se ponen en guardia a los creyentes; en 2 P. 2.2, según los manuscritos más comúnmente aceptados, prácticas lascivas, disoluciones, sigue a los textos que tienen apoleiais); en el v. 7: nefanda conducta, conducta licenciosa de la gente de Sodoma y Gomorra; en 2.18: disoluciones, practicadas por las mismas personas que las mencionadas en Judas.  La idea a destacar es la de una conducta desvergonzada. Algunos han derivado este término de a, privativo y selge, una ciudad en Pisidia. Otros, con una similar carencia de probabilidad, la derivan de a, privativo, y selgo, o thelgo, seducir y 2. orexis, literalmente extenderse o estirarse en pos (relacionado con oregomai, estirarse a uno mismo, extenderse en pos); término general para todo tipo de deseo. Se usa en Ro. 1.27: lascivia.

Colosenses 3:5 nos dice a través de Pablo, "...Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos..." lo que nos revela que es algo que combaten en nuestros miembros; por otro lado el mismo apóstol le dice a Timoteo "que huya también de las pasiones juveniles..."

Libertinaje, aselgeia (ajsevlgeia aparece 766 veces n las Sagradas Escrituras), denotando exceso, desenfreno, indecencia, se traduce «lascivia» en casi todos los pasajes en que aparece. Se traduce «libertinaje» en Jud. 4.