Inicio
Adicción Sexual
Abuso Sexual
Aborto
Adulterio Online
Algunos Conceptos
ACUPS
Identidad Sexual
La Sexualidad en la Biblia
Masturbación
Matrimonio
Noticias
Noviazgo
Pornografía
Tecnosexual
Virginidad
Tus Luchas
Razones...
¿La Biblia calla?
La Realidad
Emociones v/s Realidad
Opiniones Médicas
¡Pregunte aquí!
Inicio > Virginidad > Tus Luchas >
  Tus Luchas

Una de las malas informaciones que muchos medios de comunicación nos dan e inclusos los llamados "amigos" es que el sexo es emocionante, que te hará sentir muy bien y es descrito como una de las mejores experiencias jamás vividas.  Ya tenemos espantosas razones para mantenerlo lejos, pues los riesgos implicados son demasiados, quizás nunca ha sido mayor el riesgo hoy en día, pues las consecuencias pueden durar toda la vida. ¿Vale la pena el riesgo de vivir una relación sexual con tan grandes consecuencias? Si eres inteligente debes siempre considerar el riesgo antes de hacer cualquier cosa, siempre descubrirás que no vale arriesgarse en absoluto.

El sexo no debe ser considerado como una experiencia, un proyecto científico, un probar para que no me cuenten, entre otras ridiculeces que nos argumentan para dar ese paso que nos marcará toda la vida. Luego de ello algunos se encuentran con un embarazo inesperado, otros con una enfermedad transmitida sexualmente, otros se enfrentan a una vida de lamento.

De acuerdo a las nuevas corrientes de pensamiento que dicen que las cosas son amoral, es decir neutro, asusta pensar que en un tiempo cercano la sexualidad se incluirá dentro de todas las cosas que llaman amoral, si es que ya no está dentro.

Es muy importante no dejarse llevar por las presiones de nuestros propios instintos, porque no podemos decir que es la presión de tus amigos, porque cuando decides tener una relación sexual y en el momento que la concretas, SOLAMENTE TU Y LA PERSONA con la que conviniste tener relación sexual son los únicos que participan en este acto. Pero no olvides que el OMNIPRESENTE te está viendo y te puede LIBRAR o EL TE JUZGARA, ¡Se puede! siempre que amemos de corazón al Señor, Él nos da la fuerza y nos guarda.

El sexo, es algo precioso, perfecto, pero lamentablemente ha sido ensuciado y corrompido por la torcida perspectiva que la sociedad actual tiene de él, como una fuente de placer sin involucrar el amor. De ese modo le quitamos lo humano y bello al sexo, y lo convertimos en algo instintivo, animal, vacío.

El estar siempre bajo la dirección del Espíritu Santo antes de tomar cualquier decisión que marque tu vida para el resto de los días que Dios te permita vivir ayudara a tu promesa de abtinencia sexual. Sólo cuando ponemos al Señor primero, Él responde y bendice. Se debe esperar una única prueba de amor, si existe amor debe haber respeto y esperar para dar este paso en el matrimonio y no dejarse influenciar por palabras que precionan esta relación intima.

Debemos recordar de igual forma que el enemigo se mete por nuestros pensamientos y nuestros ojos, ahí trabaja fuertemente, no le demos oportunidad pero !seamos libres en el Señor!

Nunca debes entrar en una atmósfera en donde puedas sucumbir a dar un paso que desagrade a Dios, es decir, tener relaciones prematrimoniales. Si tu situación es involuntaria haz como José obedeciendo la Palabra que nos dice "Huir de las pasiones juveniles", no hay otra salida, debemos enfrentar ese tipo de situación, no es aconsejable por Dios, es ilógico pensar que fabricando y quedándote en un lugar en donde se puedan dar relaciones sexuales ilícitas, las personas no lo concretaran.

Otra de las ridículas excusas que se esgrime hoy en día es la llamada "Prueba de Amor," es decir, que teniendo sexo le demostrarás a la pareja que lo amas. Cuidado de este tipo de personas que sin duda el fin de esa relación te hará daño. Oír de igual forma los ridículos argumentos que se han levantado cuando se sostiene que "si no son compatibles en la cama la relación no funciona," son excusas para dar pasos que van contra la voluntad de Dios.

Pedir ayuda con otras parejas en la fe más adultas que nos pudieron guiar en nuestro noviazgo, también ayuda mucho el hecho de que se trate siempre de buscar tiempo para orar juntos y pedirle a Dios que ayude con nuestras debilidades y sobre todo tener apoyo de alguna pareja mayor que los guíe en su noviazgo y los mantenga en oración y también se preocupe por ellos. Es muy importante que en nuestras iglesias se dé algún tipo de seguimiento a las parejas de novios, que existe otra pareja mayor que los ayude y los aconseje, también discipularlos de manera que ellos puedan sentirse fortalecidos hasta llegar al matrimonio.

La clave es no permitirse en ningún momento situaciones en las que se preste para caer en la tentación. Siempre debe existir un tope de limites en donde la pareja debe sabiamente decidir hasta donde se puede llegar en caricias como en lugares a solas.

Es increíble que la virginidad hoy en día se considere del pasado cuando una de las más grandes artimañas del enemigo es un ataque frontal a la juventud con respecto al sexo. Experiencia como que nuestro padre nos llevan a "hacernos hombres" visitando un prostíbulo no caben en la mente racional de cualquier persona que dice amar a Dios.

La lucha con "amigos" que nos dicen si soy gay o lesbiana... molesta, la burla, pero se es más hombre que muchos que no son capaces de decir no al pecado, de igual forma es lamentable escuchar a predicadores hoy en día, tratando de ser condescendientes con la juventud, diciendo que es entendible que la juventud pierda la virginidad, argumentando que muchas cosas les son opuestas para ellos, y por qué sucumben. Una vez más debemos recordar que Dios es el mismo ayer, hoy y siempre y si fue con la juventud de ayer, ¿No lo será con la de hoy? por otro lado decimos que estamos invadidos de información nociva que lleva a la juventud a ni siquiera considerar la virginidad como voluntad de Dios, pero de igual forma debemos recordar que existe mucha información que ayuda a guardarse de caer en este pecado y para eso esta la Iglesia para dar a conocer esta verdadera voluntad de Dios.

Recordemos que en un tiempo salió la idea de que permanecer virgen muchos años perjudicaba la salud... y los jóvenes parecían creerlo. Hasta algunos médicos hacían ése tipo de recomendación, especialmente si alguien ya tenía 18 años. Muchos han permanecido puros hasta avanzada edad y aún siguen sanos.

A fin de cuentas, eres tú quien tiene que decir frente a la oportunidad de experimentar con el sexo y sus consecuencias, pues ya sabes que toda experiencia sexual, cualquiera que fuere, tiene consecuencias, positivas en el marco de lo aceptado, y negativas, cuando son fuera del matrimonio.